.

.
Cuentos de la antigua Grecia

sábado, 20 de febrero de 2010

Senador


Acrílico sobre tabla. 68 x 60 cm. Otoño de 2009

5 comentarios:

Flamenco Rojo dijo...

Ta salío con cara de cabreao...o preocupao...No me extraña, como está la cosa...un senador no podría estar contento.

Un abrazo.

Isolda dijo...

Me parece que lleva el peso de la responsabilidad en la mirada. Vamos a confiar, Flamenco, en que los senadores romanos se tomaban su trabajo más en serio que los nuestros. Felicidades, otra vez.
Besos admirados.

Mentxu de la Cuesta dijo...

Yo estoy totalmente de acuerdo con Isolda. No sólo expresa responsabilidad, también una mirada profunda e incluso diría que transmite un algo de preocupación. En todo caso una mirada muy alejada de la de nuestros políticos actuales. La has captado a la prefección. Un abrazo Mentxu

Mariano Carabias dijo...

Estoy de acuerdo. No hay orgullo ni vanagloria. Si seriedad y responsabilidad. Así es el cargo público. (Al fin y al cabo es un senador de la "res pública" romana. Literalmente, la "cosa pública")

chus dijo...

ciertamente actitud de politico tiene,mirada turbia,mueca y brazos cruzados....