.

.
Cuentos de la antigua Grecia

sábado, 3 de abril de 2010

Vida


Acrílico sobre lienzo. 100 x 73 cm. Otoño 2009.

10 comentarios:

Isolda dijo...

Esos ropajes blanco y oro y el día de hoy, creo que dan la pista definitiva. Sin embargo, me resulta difícil definir la expresión de su cara. Como un "ya os lo dije", o esa mirada seria, casi desfiante: ¿me vais a ceer? "simplemente obedezco"
Vaya mirada Mariano, y el fondo del cuadro es fantástico y ya sabes cómo me gustan los dibujos geométricos siempre presentes.
Enhorabuena.

Mentxu de la Cuesta dijo...

Y yo que le encuentro a esa mirada una carga de ironía enorme... Me encantan estas opiniones que dejamos aquí, por un lado porque demuestran como "vemos" cada uno de diferente manera una misma obra, pero también porque suelo regresar en ocasiones al mismo cuadro y encuentro en él pequeños detalles que hacen que lo vea distinto a la primera vez. Por otro lado, al revés que Isolda, siempre me habían atraído las formas redondas (deformación profesional del torno que utilicé) pero con tu obra cada vez me gustan más las geométricas y regreso a mis tiempos del trabajo textil en las que éstas predominaban. La paleta del cuadro es maravillosa.Un saludo.

Amando Carabias María dijo...

Tengo ante mí la luz que parece brotar del centro de su pecho, hasta hace unas horas ensangrentado. Una luz que inunda y traspasa ese tejido que parece blonda o de seda...
Por aportar otra visión diferente a mis dos predecesoras en el comentario diré (ahora que tengo la foto reproducida a mayor tamaño que la que aparece en el blog) que esos ojos son los ojos de paz. Y más que ironía veo felicidad, la seguridad de que sí, de que es verdad, de que hay vida después de la muerte...
¿Recordáis la escena en que aparece en el cenáculo, ocho días después de la Pascua y antes de hablar con Tomás les dice: La Paz esté con vosotros? Pues ése, ese momento es el que me imagino ese instante en que la Paz se escribe con mayúscula, porque nada en esta vida nos puede hacer daño, pues el mayor daño será vencido...
Esta sorpresa, hermano, es impagable, y me emociona su contemplación hasta límites que no os podéis imaginar.
Es una suerte tener un hermano así, que es capaz de resumir un evangelio en un rostro.
Gracias y enhorabuena.

Mentxu de la Cuesta dijo...

Nos llevas ventaja Amando. Lo digo por lo de la foto de mayor tamaño que la que nos presenta el blog. Igual es por eso. Yo además de la mirada un tanto irónica, ahora lo vuelvo a mirar y veo hasta una cierta sonrisa y no de felicidad sino también de ironía. Será una fijación? Un saludito a todos.

Amando Carabias María dijo...

Mentxu, lo del tamaño es sólo clicando en la imagen. Tampoco es más. Todavía no lo he visto al natural.

Mentxu de la Cuesta dijo...

Pues yo en tu lugar me apresuraría. Es una suerte poder verlo al natural. En una foto se puede apreciar la mirada y hasta en cierta forma la paleta, pero texturas y todo lo demás por muchas ventajas que tenga la red nunca será posible. En mi caso me gusta "tocar" el arte.
Pero demos a cada uno lo suyo. La red nos lo pone en bandeja para ir y volver sobre lo mismo cuantas veces sea preciso. Un abrazo.

Beatriz Ruiz dijo...

Ayer estuve un buen rato admirando tú cuadro, ese que luce en mi salón... y me imaginaba bailándole al sol... el resultado era exacto a lo que veía en el cuadro...

Evidentemente soy una de tus admiradoras...

Mariano Carabias dijo...

Hola a todos. La verdad es que vuestros comentarios dan vida al blog y enriquecen la visión de las pinturas. Gracias a todos por el pequeño o gran esfuerzo de dejar una reflexión por escrito sobre lo que os dicen estas obras.
Creo que cada uno ve algo diferente en cada obra. Es lo mejor, lo más abierto y lo más plural. A veces, los cuadros actuan como espejos. A veces como ventanas. Paso ahora a titular este cuadro y el de la entrada anterior, pues a mí también estas obras me dicen algo y es el momento de que sean "bautizados";
(pequeñas ventajas de ser su facedor)

Isolda dijo...

Ay pillín, que le has cambiado el título! Lo mismo es, pero a unos y otros, creo que nos gusta más a palabra Vida.
Besos

Mariano Carabias dijo...

Hola Isolda.
Ciertamente titular este cuadro es muy difícil. Pues según que palabras uses se incide más o menos en aspectos que se hacen protagonistas. Creo que este no será su título definitivo, pero le prefiero al primero, que era más incompleto.
Besos.
Mariano