.

.
Cuentos de la antigua Grecia

viernes, 20 de agosto de 2010

Piedra del Cénit












Aparecen 5 fotografías de la escultura que titulo "Piedra del cénit".
Los materiales son: madera de olmo, de palo santo y gres cerámico. Y las medidas aproximadas: 10 cm x 10 cm x 12 cm de altura.



7 comentarios:

Mentxu de la Cuesta dijo...

Me asombras con tu obra. Pensaba que no podía haber tanta perfección pero estas "piedras" aún resultan más perfectas que las anteriores ... y eso es decir mucho.
Maravilloso contraste entre madera y cerámica. La calidez de la madera "calienta" el gres. Preciosas.Un abrazo Mentxu

Amando Carabias María dijo...

Supongo que estaré equivocado, porque a diferencia de ti o de Mentxu mis conocimientos sobre el arte son tan reducidos...
A mí me produce paz y tranquilidad, equilibrio...

Isolda dijo...

Me gusta más la madera que el gres, eso sin duda. La madera es materia noble, viva y cálida. Yo tampoco entiendo de esculturas como las tuyas, sólo sé si me gustan o no. Ahora viene la pregunta: ¿si esta es la que llamas Cénit, tiene que ver con las anteriores cincuenta piedras?
Es algo más pequeña y puede encajar por las medidas, justamente entre ellas. Cuéntanos, si puedes, por favor.
Besos cálidos.

Mariano Carabias dijo...

Yo creo que lo importante en una escultura, o en cualquier objeto, o pintura etc, no es en principio el material en que este hecho, sino la cofluencia de toda una serie de factores, entre los que sí está también la materia. A mí no me gusta más un objeto que otro sólo por que sea de tal material o no; en realidad todos los materiales tienen su propia cualidad expresiva; y hay cosas que se pueden hacer con unos materiales, y otras cosas con otros. En esta escultura mixta he jugado con la madera y el gres. Creo que armonizan bien entre sí, y los contrastes entre ambos son agradables. El gres me permite trabajar esas incisiones que miran hacia arriba. (Por ello se llama piedra del cénit). Es como una maqueta de un objeto mucho mayor ,cuya cara superior quedara oculta a la mirada del hombre.
¿Para quien se trazan esos signos?.

En principio no forma parte de la misma serie que las piedras angulares. Es un objeto diferenciado. Está claro que tiene que ver con ellas; pero eso es normal pues está hecha en la misma época.
Aprovecho para daros a todos un fuerte abrazo: Isolda, Mentxu, Amando...
Vuestros comentarios y preguntas son muy constructivos.

Mentxu de la Cuesta dijo...

Estoy de acuerdo contigo, en parte. No me gusta una obra, más o menos, por el material con que se realiza, creo que es el final, el resultado lo que tiene que llegar o no, mover o no al que la contempla, pero en mi caso, tengo que reconocer que en mi época en que trabajaba en el taller e incluso ahora, tengo materiales que inmediatamente me atraen. Me sucedía y me sucede que algunos materiales tienen gran fuerza de atracción y me rindo ante ellos, pero jamás los hubiera trabajado. Un ejemplo: el hierro, tan presente en el arte en mi tierra. Me fascina pero no creo que me hubiera sentido atraída hasta el punto de trabajarlo. Uno de los materiales por excelencia para mi es el barro, por el material en sí, y por su proceso. Para su trabajo unimos todos los elementos, tierra, agua, fuego y aire. Así que independientemente del resultado me siento muy unida a la arcilla. Saludos para todos.

Mariano Carabias dijo...

Mentxu: Estoy de acuerdo en que hay ciertos materiales que tienen más afinidad con cada uno, y que cada cual tiene sus preferencias.

Un abrazo

Mandrake dijo...

...lente de aproximación...alto contraste...
¡Qué ganas de fotografiar éstas piedras!