.

.
Cuentos de la antigua Grecia

sábado, 9 de noviembre de 2013

Resurrección


Esta pintura que hoy os muestro continúa estudiando la figura de Jesucristo.
En ella se representa la resurrección de Jesús.
El estudio del rostro se basa en los rasgos que aparecen en la Sábana Santa 
y en los estudios que a partir de ella han hecho equipos científicos multidisciplinares.


Esta pintura ha sido donada por mis padres a la parroquia de San Benito en Chañe (Segovia).
El acto de entrega tuvo lugar el viernes 8 de noviembre. Asistieron a la entrega: mi padre Amando Carabias, donante de la obra, el párroco D. Jaime Izquierdo que recibió la pintura en nombre de la Iglesia Parroquial de Chañe, el alcalde de la localidad D. Dionisio García, varios hermanos de mi padre: Ernesto, Bernardita y Santiago, mi hermano Antonio y su hija Celia, y yo mismo. Mi madre Faustina y mi hermano Amando no pudieron venir físicamente, pero les tuvimos muy presentes en todo momento.



El acto fue muy sencillo e íntimo, (en total éramos nueve personas) pero constituyó toda una declaración de intenciones. Transcribo literalmente unos párrafos del documento de donación:

Nací en Chañe el 18 de junio de 1934, día de San Amando, hijo de Mariano y Antonina, ambos naturales de este pueblo y a quienes debo, además de la existencia, el ejemplo que me dieron (como al resto de sus hijos, mis hermanos y hermanas) de su vida de amor, bondad, sacrificio y sencillez que aún añoro y ojalá pudiera imitar siempre. Fui bautizado en esta iglesia pocos días más tarde, según la costumbre. Los años más felices de mi vida los pasé aquí, hasta que a los catorce años hube de salir a la capital en busca de trabajo.
Durante aquel tiempo de infancia fui educado en la fe de la Iglesia, y en ella he procurado vivir siempre, a pesar de mis debilidades. Según esta fe, la muerte no es el final, sino que tras ella alcanzaremos la vida eterna. Él, que anduvo sobre las aguas de la mar, es la resurrección y la vida en que creemos. Es Él quien nos llenará de gozo y felicidad eterna en su presencia.
En esencia, es por esto por lo que he decidido, junto a mi esposa, hacer entrega del cuadro "Resurrección" para que pueda ser admirado por quienes entren en esta iglesia, esperando que su contemplación sirva para llenar de esperanza los corazones atribulados, pues como Él mismo nos dejó dicho, Venid a mi quienes estéis cansados y agobiados que yo os aliviaré.

 Chañe, 8 de noviembre de 2013
 Amando Carabias Pascual



Me alegro por haber contribuído a que esto se haya podido realizar, y agradezco a todos los que también han ayudado a su realización plena: tíos, hermanos, ayuntamiento y párroco de Chañe.

Datos técnicos: "Resurrección". 210 cm x 120 cm. Acrílico sobre tabla. Año: 2013

3 comentarios:

Isolda dijo...

Pienso una vez más en la emoción de tu padre y de toda la familia al poder donar una de tus obras, en este acto tan, tan especial.
Tienes un gran don que se te premia con tus obras expuestas para siempre en su lugar.
Enhorabuena y muchos besos, Mariano.

Amando CARABIAS MARÍA dijo...

Sí, estuvimos presentes, no lo dudes.
Gracias, porque esto ha sido muy grande.

catherine dijo...

Un cuadro que encuentra el lugar que le toca, para el disfrute, la reflexión y la admiración de todos los que entren en esta iglesia.
Me maravillan las manos y los rostros de tus cuadros religiosos que llaman la atención y nos enseñan este amor, esta compasión que dice tu padre en su acto de entrega.