.

.
Cuentos de la antigua Grecia

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Retablo de la vida de Cristo

En este retablo he estado trabajando durante dos años. En 65 tablas se recogen aspectos de la vida y del mensaje de Jesús que me han interesado y parecido importantes. Todas estas tablas están en el interior del retablo. En el exterior hay otras 65 tablas, basadas en el diseño de la cruz y de la estrella que, a modo de firmamento o cosmos infinito, se ven cuando las dos puertas del retablo están cerradas. Preparan y arropan la visión del interior donde se desarrolla de hecho la vida de Cristo.
En la primera fotografía se ve el retablo cerrado. Mide 187 cm de alto, 193 cm de ancho y tiene una profundidad total de 25 cm. En la actualidad está montado sobre unos soportes con ruedas que facilitan su movilidad. En su ubicación definitiva debería ir montado sobre un mueble que, a modo de pequeño altar, lo levante del suelo lo suficiente a la par que lo realce.



En la segunda fotografía se aprecia el retablo abierto. Aquí están las 65 tablas. 45 narran aspectos de la vida de Jesús. Miden 32 x 30 cm y la técnica usada ha sido acrílico sobre madera. 20 tablas, las del lateral izquierdo y derecho, son más estrechas (15 x 32 cm). Representan personajes importantes en la vida de Jesús (por ejemplo: María, José, Pedro ...)
En las dos puertas laterales, en las tablas de formato cuadrado, se narran aspectos cronológicos de su vida. En la puerta de la izquierda, de izquierda a derecha y de arriba a abajo: 1. Salutación angélica, 2. Anuncio de la encarnación, 3. Nacimiento, 4. Adoración, 5. Bautismo, 6. Tentaciones, 7. Primeros discípulos, 8. Elección de los doce, 9. Sermón de la montaña, 10. Sermón de la llanura.
En la puerta de la derecha, de derecha a izquierda y de arriba a abajo: 11. Transfiguración, 12. Unción en Betania, 13. Entrada en Jerusalén, 14. Entrada en el Templo, 15. El lavatorio de los pies, 16. Santa Cena, 17. Jesús ora por los suyos, 18. Oración en el huerto, 19. Proceso ante el sanedrín y 20. Muerte.
En el cuerpo central del retablo he representado aspectos intemporales o acronológicos de la vida y el mensaje de Cristo. En el centro de este cuerpo y de todo el retablo se representa la crucifixión. En el eje vertical de este cuadro, hacia arriba, se representa la resurrección y la ascensión; hacia abajo la sepultura y el anuncio del ángel de su resurrección.
En el eje horizontal que sale de la crucifixión se han representado 4 momentos importantes del Jueves Santo. A los lados del crucificado, la eucaristía; más hacia afuera la despedida de Jesús y el mandamiento nuevo.
En el resto de los cuadros de este cuerpo central se han representado en la parte superior signos y señales (milagros) y en la parte inferior enseñanzas y mensaje (parábolas).





En la tercera fotografía vuelvo a colocar el retablo cerrado conmigo mismo para que se aprecie el tamaño y las proporciones del conjunto.


En la cuarta fotografía se aprecian nueve tablas del centro del retablo. Debajo de cada pintura, en el listón en el que parece que apoyan, está escrita la escena que visualmente contemplamos. Por ejemplo, la pintura de arriba a la izquierda tiene el siguiente texto escrito en la moldura: "El paralítico curado". Se ha escrito de una manera sutil para que se pueda leer a 1 metro o dos de distancia, pero pasa desapercibido a media distancia.

En las siguientes fotos se reproducen tablas individuales. Esta primera es la escena 7: "Primeros discípulos"


La pintura siguiente es el sermón de la llanura.



Esta imagen es la "Transfiguración"



Aquí está "La entrada en Jerusalén"

En el cuadro siguiente se ha pintado un milagro: "La tempestad calmada"


Y en el último se recoge una enseñanza: "Buenos y malos frutos". Jesús habla de que "el hombre bueno saca el bien del buen tesoro de su corazón".


Esta es la última entrada del año. Me he quedado exhausto (siendo yo tan parco en palabras habitualmente...)
La esperanza, para el año que viene u otros no muy lejanos, es que esta obra encuentre su ubicación. Feliz 2010.
Se me olvidaba. Doy las gracias a quienes me han ayudado en la gestación y realización de este trabajo, especialmente a Jorge Guerrero Cucalón, Amando Carabias María, Marciano Cuesta Polo y Pilar Guerrero Becerra.

8 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

SE BUSCA UBICACIÓN, SE BUSCA UBICACIÓN, SE BUSCA UBICACIÓN...
Por si no había quedado claro y a quien corresponda...
Recuerdo que cuando empezaste con la idea parecía un sueño irrealizable y ahí está.
Los detalles son significativos, pero la foto en que se aprecia en conjunto me enecanta, porque queda bien a las claras lo que se pretende así como esa estructura, el pivoto sobre el que se apoya y gira toda la obra. Ese crucificado que irradia luz

Flamenco Rojo dijo...

Una gran obra...Esperamos verla físicamente como vimos el Hércules de la Diputación de Segovia...Enhorabuena artista.

Feliz Año Nuevo.

Un abrazo.

Isolda dijo...

Mariano, me faltan calificativos para tu obra. Me repito, pero todo lo que tocas, que no es poco, lo haces bien.

Ponte como tarea del nuevo año, mandar tu web a todos los galeristas de Madrid y Barcelona, que para eso está Internet.

Me emociona pensar, que vi las puertas del retablo en tu estudio.
Es una verdadera mavarilla y requiere UBICACIÓN.

Besos que quisieran ser tan hermosos como tus pinturas, para toda tu familia y que en el nuevo año se cumplan todos vuestros deseos.

Mariano dijo...

Gracias Amando, flamenco rojo e Isolda. Durante todo el año que ahora termina habéis sido fieles a lo que he mostrado en el blog, generosos en vuestros comentarios y animosos en extremo. Vuestras palabras siempre me han alentado.
Os deseo lo mejor para vosotros y vuestras familias.

Beatriz Ruiz dijo...

Mi querido amigo artista...

Es precioso... es algo tan especial!!!...

Y es cierto... es muy necesario una ubicación tan imponente como la obra en si...

Mil besos...

Mariano dijo...

Mil besos Beatriz.

Pienso que con el tiempo,el retablo tendrá su lugar apropiado.

Feliz año para tí y toda tu familia

Luis Vea García dijo...

Acabo de ver estos cuadros tuyos y tengo que decirte que me han parecido de gran originalidad, colorido y plasticidad.

Saludos

Luis

http://luisveagarcia.blogia.com

Mariano dijo...

Muchas gracias por tus comentarios, Luis. En cuanto a lo de original, siempre he pensado que hay que ir a las fuentes, es decir al origen (en este caso el texto evangélico puro y duro)para afrontar el tema de "Jesús". Y por tanto tenía que olvidarme de estereotipos que la historia del arte ha ido dejando en nuestro cerebro de manera casi subsconciente.

Un abrazo.
Mariano